What day is it...?

 

“Precisamente hoy la luna brilla más y el Palacio continua hundiéndose al igual que ayer, y de todos los lugares a visitar, ninguno me envolverá tan maravillosamente como aquella sincera mirada que un día conocí. Nunca creí que un número significaría tanto para mí, y es que, curiosamente, ese número de tres dígitos se vuelve un dodecágono, un polígono de doce lados, llevando a mi mente a aquel lugar donde tanto te amé y a aquél día de aquel doceavo mes en que tomé tus manos por primera vez para prometerle a esa misma luna y a ese mismo Palacio no soltarlas nunca.”